Una casa para todos




¿El país necesita a Chile Vamos? con urgencia. Es la oposición la que debe promover una visión para reconstruir nuestra capacidad de crecer, construir con diálogo y consensos.

LA VICTORIA de Mauricio Macri en Argentina sin duda tuvo su principal motor en el mensaje de cambio y futuro que construyó y transmitió con éxito, quien llegará a conducir ese gran país luego de 12 años de un kirchnerismo que en cada discurso polarizaba todo con una ideología del pasado.

El gran logro de la coalición “Cambiemos” fue poder construir una casa con las puertas abiertas para acoger a todos quienes quisieron sumarse a una oposición sólida, amplia, moderna y que levantó ese mensaje respetando la diversidad de ideas, planteamientos e historia política. Esa “sede” pluralista, enriqueció el mensaje y permitió multiplicar el apoyo de manera impresionante.

Crucemos la Cordillera de Los Andes y analicemos el valor de “Cambiemos” para la realidad de la coalición “Chile Vamos” respecto a los desafíos electorales y políticos que tiene nuestro país en los próximos años.

La sociedad chilena necesita a “Chile Vamos” con urgencia. Según la última encuesta Cadem, el 63% de los chilenos piensa que el país va por mal camino en aspectos políticos, económicos y sociales. Esa radiografía ciudadana lo único que ha hecho es acrecentarse desde que la Nueva Mayoría gobierna desde marzo de 2014, cuando solamente el 14% expresaba esa sensación. Por lo tanto, es la oposición la que debe promover una visión para que el país reconstruya la capacidad de crecer, de crear empleos, de recuperar el dinamismo y el rumbo extraviados, y de construir con diálogo, consensos y acuerdos.

Los presidentes y dirigentes del PRI, la UDI, RN y Evópoli están trabajando con mucha dedicación en sentar las guías básicas y la institucionalidad del grupo, una tarea ardua que estoy seguro será fructífera y permitirá levantarse con fuerza para que comiencen el 2016 con la vista fija en ser una buena oposición, crear un proyecto país y enfrentar las elecciones municipales de octubre del próximo año.

“Chile Vamos” está construyendo una mirada de futuro, un relato que promueva la libertad, el progreso y la justicia como valores esenciales y que será la base inicial de un plan de gobierno que permita superar los principales problemas provocados por la Nueva Mayoría y motivar a la ciudadanía para que elija una alternativa moderna, responsable y realizadora, que genere una real igualdad de oportunidades y mejor calidad de vida para todas las personas.

Es necesario que el nuevo referente se vaya construyendo día a día con respeto para sumar a más personas y no excluir a nadie. Tenemos que ser capaces de convivir para proponer ideas y al mismo tiempo, saber manifestar con altura nuestras discrepancias. Sólo así le daremos un nuevo aire a Chile y a la centroderecha.

El canto de “Cambiemos” tiene que ser la música para “Chile Vamos”. El “sí se puede, sí se puede” es la canción del ánimo y el futuro y estoy seguro que en la oposición sabremos dar y ganar las batallas en las ideas y en las elecciones que aparecen en el horizonte. Solamente tenemos que construir una casa grande con las puertas abiertas para convocar a todos quienes quieran un mejor Chile y ponernos a trabajar por todos estos objetivos.

Fuente:
La Tercera