Los nuevos movimientos y partidos pol韙icos que le quitan piso a los dos bloques predominantes




De cara a las próximas elecciones municipales, a la Nueva Mayoría y la Alianza le sale competencia al camino. Partidos constituidos y en formación buscan conquistar electores.

En medio del descontento generalizado de la población chilena con la política, nuevas voces se levantan para tomar a los desencantados, preparándose para ir a dar la lucha en las urnas contra las dos coaliciones predominantes: la Alianza y la Nueva Mayoría. En ese contexto, un grupo de inspiración social cristiana decidió romper con la Democracia Cristiana (DC), que poco a poco se iba a alejando de lo que consideraban sus pilares. Dentro de esos disidentes estaba Eduardo Salas, histórico consejero de la DC y uno de los fundadores del Partido Regionalista de los Independientes (PRI)

"Esta propuesta tiene sentido y tiene tareas. Regionalismo, nuevo centro, ideas de inspiración social cristiana y economía social de mercado son nuestro foco", afirma el secretario general del PRI, Eduardo Salas.

El partido ya está legalmente constituido y, poco a poco, ha ido ampliando su la inscripción de adherentes en regiones, donde defenderán con uñas y dientes las comunas de Victoria, Lumaco y Copiapó. Junto a "Chile vamos", el PRI espera llevar candidatos en 27 comunas para las próximas elecciones municipales.

El mismo descontento con la política tradicional llevó a un grupo de trabajadores, con y sin experiencia en política, a formar Unión Patriótica, donde no importan la ideología, la nacionalidad o religión, sino que compartir el mismo deseo de justicia social. "Los dos bloques, tanto la Alianza como la nueva mayoría son parte del problema y no de la solución", dice el presidente de Unión Patriótica, Eduardo Artés.

Unión Patriótica ya entregó sus estatutos y apareció publicado en el Diario Oficial. Ahora, sus dirigentes están recorriendo las regiones para, posteriormente, intervenir en todos los frentes posibles. "Ya estamos elaborando una plantilla de candidatos, de personas que realmente viven los problemas de las comunas. Lo mismo vamos a hacer en la elección presidencial", asegura el timonel del partido.

El movimiento evangélico

Según datos del Censo (2012), la población evangélica pasó del 15,14% al 16,62%. El porcentaje habla por sí solo, por lo que sólo era cuestión de tiempo para que se levantara un movimiento como "Evangélicos en Acción", que busca convertirse en una alternativa representativa del pueblo cristiano evangélico chileno. En ese contexto, el grupo en el que participan el abogado Mariano Casera, el pastor Hernán Pérez; y la jefa de Gabinete del diputado RN Gonzalo Fuenzalida, María Naipallán, entre otros, busca aliarse al bloque "Chile Vamos" para lograr un cupo en las próximas elecciones municipales.

Ya se lanzó el movimiento, hay acta constitutivas y declaración de principios, el camino recién comienza pero la meta está clara: "Pretendemos ser la voz de los que no tienen. No nos sentimos representados por ningún sector político en este momento", afirmó Mariano Casera de Evangélicos en Acción. 

Fuente:
Publimetro